La columna vertebral. El soporte de nuestro cuerpo

La columna vertebral. El soporte de nuestro cuerpo

La columna vertebral. El soporte de nuestro cuerpo

columna vertebralLa columna vertebral es el soporte principal de la parte superior de nuestro cuerpo y tiene la difícil misión de dar al tronco al mismo tiempo solidez y movilidad, lo que la convierte en una de las partes más duras, aunque también vulnerables, de nuestra anatomía. Presenta una curvatura natural con forma de “doble S” con el fin de absorber las vibraciones producidas por el movimiento del cuerpo y para permitir que las vértebras soporten el peso de la parte superior del mismo.

Las piezas elementales de la columna son sus 24 vértebras y situados entre cada pareja de ellas, un disco flexible, que funciona como un amortiguador y contribuye a la estabilidad y movilidad de la columna vertebral.

Además de estos elementos pasivos, potentes músculos y fuertes ligamentos mantienen el conjunto unido y permiten la movilidad de sus segmentos.

 

El cuidado hacia nuestra columna

columna vertebralLa anatomía de la columna vertebral es, pues, una excepcional combinación de huesos recios, ligamentos, tendones, músculos grandes y nervios. Es extraordinariamente fuerte y protege las raíces nerviosas, que son altamente sensibles, y al mismo tiempo es muy flexible para posibilitar el movimiento en muchos planos. Pero como todo sistema, por resistente que sea, precisa de un tiempo de parada y puesta a punto para seguir funcionando a pleno rendimiento. Nuestra columna vertebral se recupera durante el descanso nocturno, y la efectividad de esta recuperación será en función de las condiciones de nuestro entorno y equipo de descanso.

Un equipo de descanso ergonómico permite al sistema de músculos y huesos recuperarse de forma completa: los músculos y los ligamentos deben poder relajarse para recuperar plenamente su capacidad de contracción y de tensión respectivamente, mientras que los discos intervertebrales tienen que recuperar la forma natural que suelen perder durante el día.

Debido a sistemas de descanso insuficientemente adaptados al usuario o a posturas inadecuadas adoptadas por éste, el cuerpo humano, especialmente la columna vertebral, tiene a menudo un soporte insatisfactorio, con las consecuencias negativas para el confort y la salud que se experimentan tras una mala noche.

 

La columna y el dolor de espalda

columna vertebralLa columna vertebral se sobrecarga normalmente al mantener durante mucho tiempo una postura forzada, al repetir muchas veces el mismo movimiento, o por sobrepasar su capacidad de soportar cargas. Esta sobrecarga es la causa de la aparición de las frecuentes molestias y dolores en la zona baja de la espalda o en el cuello. A lo largo del día, nuestra columna está constantemente dinámica (incluso sentados frente a un escritorio sufre tensiones y cargas).

Durante la noche, si el soporte del equipo de descanso no es el adecuado, los músculos y ligamentos de la columna vertebral no recuperarán las características perdidas durante las actividades diarias, lo que se traduce en forma de molestias o dolor al levantarse de la cama.

Por consiguiente, un mal descanso se traduce en un ‘día siguiente’ en bajas condiciones tanto físicas como anímicas. La correcta adquisición de nuestro equipo de descanso es nuestra propia inversión en salud,y  es conveniente dedicar el tiempo que sea preciso para decidir que elementos serán los más apropiados (entorno, colchón, almohadas) para nuestra espalda y no menos recomendable acudir a los expertos en descanso para que nos aconsejen sobre ello.

 

Enlaces de interés:

Seguridad Social. Guía Sanitaria a bordo
http://www.seg-social.es/ism/gsanitaria_es/ilustr_capitulo8/cap8_13_dolorespalda.htm

Sociedad Española para el estudio de las enfermedades del Raquis
http://www.geeraquis.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.